Integral Picos de Europa

Recorrido de los tres macizos con ascensión a sus más altas cumbres

Peña Santa de Castilla

Había visitado en dos ocasiones los Picos de Europa. En ambas la meteorología me impidió completar el itinerario previsto. A pesar de ello, la experiencia sirvió para hacerme una idea general y quedar cautivado por aquel quebrado paisaje de contraste. En corto espacio, el caminante puede pasar de agrestes parajes entre llambrias y llastrales, canchales, simas, hoyos, canales y verticales murallones desplomándose de afiladas cimas, donde señorean el rebeco y el buitre, a frondosos hayedos, prados y vegas aprovechados desde antaño para el pastoreo, en los que se levantan majadas y corren caminos que ganan los escarpes en ingeniosos sedos. Es en estos remansos en los que pacen ovejas, cabras y vacas de cuya leche se producen los más afamados quesos, madurados en las abundantes cuevas de la región.
Por su naturaleza caliza, extraordinariamente permeable, el agua juega un papel decisivo: en las partes altas moldea caprichosamente la roca y desaparece por las dolinas para resurgir en cotas bajas, donde labra profundas gargantas. Arriba es un bien escaso, raro. Abajo fluye alegremente y se remansa en plácidos lagos.
Es desde las cimas donde la vista del montañero puede apreciar y gozar intensamente de tanto contraste.
Por ello cuando vi el programa del Gran Trekking de los Picos de Europa que ofrecía la compañía de guías de montaña TocandoCumbre -a quienes ya conocía- no dudé en enrolarme. Concebido con un aumento gradual de la dificultad, a medio camino entre la excursión de montaña y el alpinismo, resulta física y técnicamente exigente. Permite conocer los tres macizos y hollar sus más altas cimas de la mano de profesionales, buenos conocedores de la zona.
La meteorología, cambiante, nos permitió sin embargo cumplir con el programa, alcanzando todas las cimas y objetivos propuestos. La camaradería reinante entre el grupo y el buen hacer de los guías pusieron el resto para hacer que conserve un grato recuerdo del viaje y aguarde la ocasión para regresar de nuevo a Picos.
A diferencia de lo que es habitual en esta página, donde ofrezco reseñas de mis rutas preferidas a quien pueda interesar, lo que sigue es sencillamente una crónica. Lo contrario requeriría mayor espacio y, sobretodo, mejores conocimientos de los que poseo.

Punto de salida Jito de Escarandi
Punto de llegada Santuario de Covadonga
Cota más alta Torre Cerréu (Torre Cerredo 2.642 m.)
Longitud 102 km
Desnivel acumulado +9.247-10.245 m
Tiempo Nueve jornadas
Dificultad Alta
Cartografía Miguel Angel Adrados. Picos de Europa: Ascensiones a las
y bibliografía cumbres principales y 20 travesías selectas. Mapas(1:25.000).ISBN 84-922363-0-2
Fecha 4 al 12 de septiembre de 2010
Organización TocandoCumbre

(Redacción basada en el programa de TocandoCumbre. Niveles de dificultad y graduación de pasos, según bibliografía consultada)

Primera jornada: Jito de Escarandi/Casetón de Ándara
Del Jito de Escarandi, punto de arranque del Trekking, acometemos una pequeña marcha por la Canal de la Jazuca hasta el Casetón de Ándara, a los pies de la Pica de Macondiú, donde cenamos y pasamos la primera noche.

Segunda jornada: Casetón de Ándara/Hotel-refugio de Áliva
Recorrido completo por el Macizo Oriental o de Ándara que, por el Collado del Mojón entre evidentes vestigios de la profusa actividad minera a que se vio sometida la zona, nos lleva hasta su punto culminante, La Morra de Lechugales, de 2.444 metros de altura (PD sup, con un paso de III- en la vertical fisura-chimenea de ascenso al bloque cimero). Por el camino visitamos algunas cimas vecinas o que nos pillan de paso: el Pico del Grajal de Arriba (F), Pica’l Herru (Jierru) (F) y la Silla del Caballo Cimero (F, con pasos aéreos en el cresterío que la une a la Morra de Lechugales). Descendemos por el Canalón del Herru y, ascendiendo por la antigua morrena de la Llomba del Toro, alcanzamos los Puertos de Áliva y su Hotel-refugio, en un paraje de ensueño bajo la mirada de Peña Vieja, que nos acoge para una nueva noche de descanso.
Tanto esta como la anterior jornada hemos gozado de sol brillante y altas temperaturas.

Tercera jornada: Hotel-refugio de Áliva/Vega Urriellu
Habiendo repuesto fuerzas, nos adentramos en el macizo Central o de los Urrieles,  cometiendo la subida por la muy espectacular canal del Vidrio que nos lleva hasta los pies de Peña Vieja (F), la segunda montaña de nuestro itinerario.
Para conquistar su cima debemos subir hasta los 2.613 metros de altura. Cumplido el primer objetivo de la jornada, nos vamos por el Hollacón de Villasobrada, La Collada Bonita, el Hou Tras el Picu y la Canal de la Celada. Circundamos así en sentido anti horario el emblemático Picu Urriellu (Naranjo de Bulnes) hasta el Refugio Delgado Úbeda en Vega Urriellu.
La jornada nos ha deparado un día gris en general, con abundantes nieblas. A última hora de la tarde, ya en el refugio, llovizna.

Cuarta jornada: Vega Urriellu/Hou los Cabrones
Afrontamos la escalada al pico más alto de estas montañas, techo tanto de Asturias como de Castilla y León. Se trata de la Torre Cerréu (Torre Cerredo) que, con sus 2.650 metros, se alza majestuosa por encima de su entorno. Para llegar hasta ella recorreremos la Corona del Raso, la Horcada Arenera y el Hou Cerréu (Jou de Cerredo).
En la ascensión por la ruta normal, una vez situados frente a la pared SE, superamos pasos de II más espectaculares que difíciles (PD). Hollada su cima nos vamos para el refugio JR Lueje en el Hou los Cabrones(1), donde reponemos fuerzas para el día siguiente.
Parte del grupo, dos componentes que ya conocían esta cima, optan por ascender al vecino Picu los Cabrones.

Quinta jornada: Hou los Cabrones/Collado Jermoso
Nos aguarda hoy una de las jornadas duras. Desde el Hou los Cabrones recorremos la distancia que nos separa de Collado Jermoso, uno de los lugares más bucólicos de Picos. Lo hacemos regresando al Hou Cerréu y descendiendo al Hoyo Grande Cimero por las horcadas de Don Carlos y de Caín. Aunque el tiempo inestable nos hace dudar, afrontamos luego la ascensión a la segunda cumbre más alta de los Picos de Europa, El Llambrión de 2.642 metros, (PD, pasos de II y III en la cresta entre Tiro Callejo y la cumbre). Luego descendemos a Collado Jermoso por el Hoyo del Llambrión, a los pies de las Torres de Peñalba, D Úbeda y de la Palanca.
Concluimos la jornada con un merecido descanso en el refugio Diego Mella, el más bonito de cuantos guardan estas montañas (2).

Sexta jornada: Collado Jermoso/Caín
Esta, la anterior y la siguiente son sin duda las jornadas más duras de todo el recorrido, pero se hace llevadera porqué el día nos brinda una climatología de “lujo” y nos reserva una de las montañas más estéticas, la Torre del Friero, de 2.445 metros de altura (F). Visible desde el refugio, nos muestra una estampa majestuosa, aparentemente inaccesible. Sin embargo, haciendo un nuevo derroche de esfuerzo descendemos hasta el Llagu Bajero para seguidamente afrontar una larga y emocionante subida con nos lleva por el Collado de Chavida y el hombro hasta nuestro objetivo. Luego, un vertiginoso descenso hasta Caín por la Canal y Sedo de Asotín, otro regalo para los sentidos. Siguiendo el curso del Cares, alcanzamos Caín donde cenamos y pernoctamos en el albergue El Diablo de la Peña.

Sétima jornada: Caín/Colláu’l Hou Santu
Nos adentramos en el último de los tres macizos: el Occidental o del Cornión. Accedemos a él por la Canal y Sedo de Mesones. Por el Boquete alcanzamos el Hou Santu y el collado. Improvisamos unos vivacs para pasar la noche.
Como que el camino píndio y la carga extra no han logrado amedrentarnos, acometemos por la Grieta Rubia (vía normal), la Peña Santa de Enol, de 2.486 metros y segunda máxima altura del macizo (PD sup). En total la jornada nos ha deparado una pechada de más de 2300 metros de desnivel que han puesto a prueba el fantástico estado de forma que hemos adquirido después de una semana recorriendo los Picos de Europa. Esta es la única noche que no contamos con el apoyo de un refugio y toca dormir bajo las estrellas (3).

Octava jornada: Colláu’l Hou Santu/Vegarredonda
Otro día con meteorología benigna. Ya en la recta final, afrontamos la escalada más difícil de todas, la de la Torre Santa de Castilla, el punto culminante del Cornión. Pese a su mayor dificultad, se nos antoja accesible (4) después de toda una semana encaramados por los riscos cantábricos. Acometemos exitosamente la ascensión por la Canal Estrecha (vía normal AD inf con pasos entre II y III+).
Con los deberes hechos y la satisfacción de haber conseguido lo que nos propusimos, descendemos por el Colláu La Fragua a pasar la última noche en el refugio de Vegarredonda.

Novena y última jornada: Vegarredonda/Santuario de Covadonga
Desde el refugio de Vegarredonda bajamos al Santuario de Covadonga por las vegas de Enol, de las Traviesas y de Orandi (5).
Una bien servida y mejor degustada comida cerca de Cangas de Onís sirve de colofón a nueve jornadas inolvidables.

  • (1)  De regreso de la cima, en el Hou Cerréu, entra repentinamente la niebla aportando un brusco cambio climatológico. Por el camino nos pillan fuertes rachas de viento, granizo y algunos copos de nieve. Lástima: nos quedaba suficiente margen de tiempo y ganas para acometer luego el Picu los Cabrones. Pero la meteorología manda.
  • (2)  El ocaso viene precedido de nubarrones y niebla. Es la segunda ocasión que visito este refugio y tampoco en esta he podido embelesarme con el espectáculo de la puesta de sol desde el collado. Lo dejo para la próxima.
  • (3)  Nos toca en suerte un día claro de atmósfera diáfana, con temperaturas suaves que nos permite deleitarnos más de una hora en la cima y pasar una plácida noche admirando nítidamente la bóveda celeste.
  • (4)  El mérito no es tanto nuestro como fruto de la atenta supervisión y apoyo de los guías de TocandoCumbre.
  • (5)  El programa preveía finalizar el recorrido en los Lagos de Covadonga, pero la coincidencia con el fin de etapa de la Vuelta a España de ciclismo, lo que hubiésemos podido cubrir con poco más de una hora se prolongó en más de cuatro, bajo una fina y persistente lluvia que nos dejó calados hasta los huesos.
Tramo Cota máx. Distancia Desniveles Tiempos
Jito de Escarandi-Casetón de Áliva 1.700 3,5 +406 55′
Casetón de Ándara-Áliva 2.444 13,6 +1.263 -1.305 8h 15′
Áliva-Vega Urriellu 2.619 11 +1.347 -1.066 7h 45′
Vega Urriellu-Hou los Cabrones 2.646 11 +930 -789 6h
Hou los Cabrones-Collado Jermoso 2.642 10 +1.134 -1.173 7h 40′
Collado Jermoso-Caín 2.448 18,8 +920 -2.496 10h 50′
Caín-Colláu’l Hou Santu 2.104 9 +1.847 -168 6h 35′
Ascensión a la Torre de Sta Maria 2.476 2 +472 -105 1h
Ascensión a Torre Santa de Castilla 2.593 1,4 +511 -16 2h 30′
Colláu’l Hou Santu-Vegarredonda 2.111 5,2 +74 -741 2h 15′
Vegarredonda-Strº de Covadonga 1.466 15,7 +208 -1.404 4h 40′



Baixeu-vos l'Itinerari en format PDF

Deixa un comentari